La música y los spots de publicidad

La música en los spots de publicidad es un elemento muy potente para fidelizar al consumidor. En Red Harvey repasamos los tipos de música que se utilizan en ellos.

A la hora de realizar un spot de publicidad, la música escogida juega un papel determinante y dependerá en gran medida que ese spot sea recordado por los consumidores. Tan importante es la música en publicidad que hay cientos de webs donde se hace recopilación e incontables playlist en Spotify con música vista en publicidad.

Pero a la hora de escoger una canción u otra los creativos, agencias y anunciantes se enfrentan al dilema de los derechos de autor que en muchos casos no permite la utilización de dicha canción ya sea por la reticencia del artista o el precio desorbitado de la misma.

Es por eso que hoy vamos a ver las diferentes alternativas que las agencias escogen a la hora de utilizar la música en los spots de publicidad, y vamos a ver la diferencia entre canciones originales, adaptaciones, covers o música de librería, teniendo en cuenta lo que nos va a aportar elegir entre una u otra y los costes que ello pueden suponer.

Captura de pantalla 2016-07-27 a las 17.36.48

 

Canción original

La canción original también denominada ‘Master’, es aquella música creada por un artista o grupo que se usa sin ningún tipo de modificación. La elección del artista y canción se decide en función del efecto que se quiera causar en el consumidor.

Los problemas a los que nos enfrentamos los publicistas a la hora de escoger una canción original son varios: ¿Quiero vincular un hit de éxito a mi marca?, ¿Puede ese hit robar protagonismo a mi spot?, ¿Quiero usar un grupo no conocido para ser el primero en explotar el tema?, ¿Debo usar una canción que hable del tema de mi spot?, ¿Mi target es afín a un estilo concreto de música?. Antes de lanzarse a escoger una canción para el spot, hay que contestar estas preguntas para tener claro el criterio a seguir.

Una vez hemos escogido la canción y el artista tendremos que ver si nos podemos permitir los costes para poderla explotar comercialmente y pagar los derechos de autor, los derechos del propietario de la pieza master y derechos del productor fonográfico. Esto es así porque intervienen varias empresas en la comercialización de las canciones. Estos costes varían en función del artista y las productoras que promocionan sus canciones.

Hay algunas excepciones de canciones que se pueden usar sin pagar derechos de autor; son las canciones que han pasado a ser de dominio público por ser muy antiguas, como algunas piezas de música clásica.

 

Adaptación 

Una de las opciones más utilizadas a la hora de escoger la música para los spots en publicidad es la adaptación de una canción original. Esto nos permite reducir el presupuesto ya que pagamos solamente por los derechos de autor, y no es necesario cubrir los gastos de la productora.

La adaptación de una canción original permite a las marcas usar la melodía pero adaptando la letra al mensaje que quieren publicar, pero de todos modos es importante plantearse las preguntas adecuadas a la hora de escoger esta opción; ¿La melodía es lo suficiente conocida para ser recordada?, ¿Uso la melodía de una canción nueva o muy conocida?, ¿La melodía es tan pegadiza que no recordarán el producto?, ¿Atraeré la atención del consumidor y conectaré con él?, ¿Cómo adapto la letra para transmitir el mensaje de una forma eficaz?, ¿Hago la letra en tono humorístico, sarcástico o formal?

Una vez definido el tipo de canción hay que crear la letra para que sea impactante y transmita el mensaje de forma eficaz. Después debemos contactar con el artista y negociar los derechos de autor.

 

Cover

Los ‘Covers’ o ‘Versiones’ son canciones originales cantadas por un grupo o artista diferente. Incluso son difíciles de distinguir de la canción original. Normalmente se suelen hacer Covers de canciones antiguas en las que se cambia el ritmo, tono, instrumentos y la forma de cantar la canción. Hay que definir si queremos imitar la canción original o bien darle una aire más renovado.

Como en las anteriores opciones, antes de decantarse por escoger una u otra canción debemos contestar una seria de preguntas como ¿Qué estilo de música voy a darle al cover, Folk, Rock, Dance?, ¿Quiero ceñirme lo máximo a la canción original?, ¿El grupo que interpretará el Cover será conocido o joven con cierta popularidad entre un nicho de fans?, ¿Qué tono le voy a dar al Cover?, ¿Cómo puedo hacer que conecte mejor con my público e imagen de marca?.

Una de las ventajas de realizar un Cover es que puedes adaptar la canción al spot modificando tiempo y ritmo para que la canción se ajuste lo máximo posible al tiempo que dura el spot. A la hora de utilizar un Cover para un anuncio no hace falta pagar los derechos fonográficos de la canción.

 

Música de librería

La música de librería son canciones que las podemos encontrar en archivo o librería de acceso público, libres de derechos de autor y fonográficos. Suelen ser gratuitas o se paga por ellas un coste muy bajo, con varios servicios o fuentes donde recurrir. Tienen el inconveniente que son canciones poco personalizadas y es difícil encontrar una canción que transmita un mensaje concreto o que sea conocida.

Normalmente esta opción se utiliza cuando disponemos de poco presupuesto o bien queremos música de ambiente en el anuncio que sirva meramente de acompañamiento al producto. Con ello corremos el riesgo de que otras marcas utilicen la misma canción en sus spots.

 

 

logo RED HARVEY