Después de un mes de julio y agosto viajando con mi mujer sigo afirmando que viajar es una de las actividades que más nos beneficia en todos los sentidos. Nos encanta. Ya sea que viajes a otro país o visites el mismo en el que vives, viajar es una experiencia que además de disfrutar, se traduce en beneficios a nuestra salud y estado de ánimo.

Reduce el estrés y la ansiedad

La finalidad de viajar no siempre es conocer nuevos lugares, sino también puede ser una forma de distanciarse y poner en perspectiva los aspectos negativos de nuestra vida. No importa el destino al que te dirijas, viajar hace que te desconectes de todo lo que pueda causarte estrés en tu hogar. Según la Asociación Americana de Psicología, las vacaciones y viajes pueden ayudar a manejar el estrés y las emociones negativas porque eliminan los ambientes y actividades que son fuente de nuestro estrés.

Potencia tu capacidad para resolver problemas

Cuando estoy en una ciudad que no conozco y quiero llegar a algún sitio específico, o en un país en el que no hablan mi idioma y necesito comunicarme con alguien, me veo obligado a resolver la situación por lo que esto me ayudará a mejorar esa capacidad. A lo largo de un viaje, quiero salir de mi zona de confort y afronto ciertas situaciones y contextos que requieren de una mayor implicación.

Abre tu mente y amplía tus horizontes

Si quiero deshacerme de los estereotipos y prejuicios, la solución es viajar. Los prejuicios me alejan de la posibilidad de conectar con gente nueva por motivos un tanto irracionales. Cuando viajo, tengo la oportunidad de conocer culturas diferentes a las propias. Me relaciono de una manera más amable con todo tipo de personas y descubro nuevas costumbres que abren mi mente.

Así pues, sigo, seguimos y seguiremos viajando. Buen viaje a todos.

898a9eef-5093-4f7a-9d5b-c2ac4d5c662e

Red Harvey